Reseña

Leí hace poco la frase que dice:

La única manera de tener un amigo, es siéndolo

Me puse a pensar en que probablemente esa frase sea de las mejore que he leido en mis 20 años de vida.

No lo sé. Puede que yo sea mucho más confiable de lo que creo ser, o quizá mi aspecto incita a las personas a confiar en mi. O las primeras impresiones que tienen de mi es que soy una persona sumamente madura. No lo sé. Me pregunto mucho eso todos los días. Lo único que  se es que hay 4 personas que se han ganado mi confianza a través del tiempo y doy muchas gracias a eso.

Me dieron unas tremendas ganas (y aumentaron con la ansiedad que tengo de por si) de escribir aquí cual es mi concepto de amigo:

No hay como describirlo. Es simple y sencillamente una persona que está ahí para tí, por que debe estarlo. Te ayuda, te aconseja, te quiere, te lo demuestra y más aún, no le da miedo hacerlo. Confías en ella y ella confía. Con eso es suficiente para describirlos.

Comienza desde que los ves por primera ves. Algo te llama la atención de ellos, su forma de actuar o hablar. Para ponerlo un poco más claro (y gracias a Fer que me ayudó a encontrar la palabra) es como tener un “target” ya preestablecido cuando los conoces. Lo primero que pasa por tu cabeza es “él/ella tiene algo…”. Y efectivamente, cuando entablas una conversación comienza lo bueno.

Descubren que tienen semejanzas acerca de los temas que suelen platicar, comparten opiniones, crean nuevas conclusiones, intercambias conocimientos o experiencias, etc. Se origina una sincronía en opiniones y en formas de expresarse.

Al poco tiempo uno se encuentra con que dice frases que el otro diría y vice versa. No es precisamente copiar, si no que sientes la libertad de tomar esas frases y usarlas tu con la confianza que ya se formó. La otra persona se siente con el mismo derecho de hacerlo. Empiezan a haber más semejanzas de opiniones y las pláticas comienzan a ser de temas más serios como experiencias personales y demás.

La prueba de fuego es cuando viene un problema externo de alguno de los dos lados. La parte afectada siente la necesidad de hablar, de expresarse, de decir lo que siente directamente a los ojos de otra persona que la entienda y la escuche. Es el momento en que el “espectador” de el problema de su opinión y perspectiva del asunto a resolver. Intenta reflexionar el problema y lo hace suyo (de cierta manera) para poder entender a la otra parte. Aconseja, guía, y procura que el otro tome la mejor decisión posible para resolver el problema. Una vez tomada la decisión lo impulsa a seguir y no dejar que se “eche pa’trás” en el camino que eligieron ambos (a final de cuentas así es).

Después de la tormenta viene la calma, como bien dice el dicho. Se “formaliza” un tipo de relación ya más seria entre esas 2 personas. Una relación de confianza y cariño (sano, por supuesto) comienza a forjarse. Se tocan temas y problemas más seguido con la esperanza de que la otra parte guíe a la contraria en un camino correcto. Se vuelve un cambio equitativo de opiniones.

Ambas partes maduran y entienden que podrán pedir consejo y ayuda en el momento que necesiten a la otra y que sin duda alguna responderá positivamente a su petición. Ahí oficialmente es cuando comienza una amistad.

Se trata de madurar y ver como el otro madura, de ayudarlo, aconsejarlo, divertirlo, demostrar que vale, hacer entender que lo material pasa a un grado mínimo, que lo único que importa es que él/ella esté cuando lo necesite y viceversa, hacerlo llorar para que entienda que lo que hace está mal o en su defecto hacerlo llorar de alegría con algo; platicar, reirse, jugar, comer, y hacer lo que se pueda juntos.

Para mi, esos son los pasos para comenzar y asegurar una amistad. Quizá muchos puedan llegar a decir “que cursi y ‘nena’ es esa forma de pensar con respecto a los amigos”. Sinceramente prefiero ser “nena” a estar toda mi vida buscando a alguien de confianza por que no se como encontrarlo.

La frase que mencioné anteriormente me describe. Gracias a ella yo encontré a las personas, a las 4 personas con la capacidad de hacer eso que anteriormente escribí y más. Hay 3 más que pueden lograrlo y no dudo que lo harán en algún momento.

Grandes amigos, grandes vivencias, grandes encuentro, grandes momentos… Si uno se da cuenta, en una amistad todo lo que encuentres es grande y maravilloso, aunque muchas veces sea duro de superar.

Van y vienen pero los que valen la pena se quedan y aprovechan los momentos buenos y malos que puedan venir con la frente en alto y, lo más importante, lo hacen contigo.

———————————————————————————–

No estoy triste, estoy ansioso y angustiado por algo que no se que es, o que más bien si sé pero que trato de ocultar entre mis emociones para olvidarlo. Es ese sentimiento de tener un objetivo que cumplir y no poder hacerlo gracias a las circunstancias. De todos modos esperaré a que la tormenta pase para actuar junto con otras personas en esos aspectos que quiero que muchos se den cuenta de que están ahí y que quiero resaltar.

Es hora de darle un cambio a mi vida y esa hora comienza desde este momento. Me voy a dormir con el pensamiento de que podré cumplir esa meta y más que tengo en mi mente, pero aún con la angustia y ansiedad de que no podré hacerlo hasta después de un tiempo.

0 Responses to “Reseña”



  1. Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s





%d bloggers like this: