Task at hand

La pregunta que varias personas que son bastante allegadas a mí me han hecho últimamente es simple y que, si soy sincero, ya va cayendo en lo trillado:

¿Cuándo regresas?

A decir verdad, la misma pregunta me intimida. No sé cómo responder tal interrogante. Es una pregunta que me agobia y me incomoda. No culpo a ninguna de las personas que terminan escribiendo esa pregunta en nuestro medio de comunicación único, ellos no tienen idea de qué sentimientos surgen ante tal cuestión. La única respuesta que puedo dar es un simple y seco “no lo sé”, seguido de un gran silencio y drastico cambio de tema de conversación.

Es miedo y no incomodidad, esa es la conclusión a la que llegué hace algunas semanas mientras pensaba en ello recostado en mi hamaca verde. Pensé “¿y qué tal si realmente no tengo a donde regresar?”, “llevo 3 meses ausente, ¿qué será de mi hogar?”, “¿será que no volveré?”, entre otras cosas que no puedo decir en voz alta por temor a una reprimenda por parte de mis padres.

¿Puedo comenzar a creer que no tengo ya nada qué recuperar ni a donde regresar y continuar? ¿Será más bien que esto me indica que tengo que volver a empezar?

Este es un post incompleto, por que no tengo ni una sola respuesta a tales preguntas.

Se las debo, me las debo y me las deben…

*

A ver qué pasa.

1 Response to “Task at hand”


  1. 1 Lalo 3 April 2010 at 7:36 am

    Yo quiero tu hamaca verde.

    Por todo lo demas, perdon.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s





%d bloggers like this: